martes, octubre 17, 2006

[Festivales] Se terminó Sitges '06


La 39ª edición del Festival de Sitges se cierra con una sensación agridulce. Por un lado, la acertada selección final de títulos que deja como resultado un recuerdo grato, siempre a expensas de lo que puedan dar de sí ulteriores visionados de los mismos. Por otro, la (una vez más) pésima organización del festival, a años luz de la importancia que debería tener el certamen, lo cual impide que Sitges siga creciendo y que alcance metas más importantes en el futuro. Sangrante ha sido el trato dispensado a mis compañeros de prensa –en particular, la tipo B-, un camino lleno de trampas que han impedido que muchos de ellos siquiera hayan podido cubrir la Sección Oficial Fantástic. Y es que al menos, el que suscribe estas líneas podía conseguir tickets para otros pases dado su carácter de invitado. Varios han sido los pérfidos “detalles” de la organización: los restringidos horarios de adquisición de entradas para el día posterior –que incluso obliga a abandonar alguna que otra sesión para hacer cola-; la negativa de varios miembros de seguridad a la hora de impedir el pase a ciertas sesiones mixtas con la sala prácticamente vacía; la acumulación masiva de títulos que hacen imposible el acercarse a otras secciones, y que precisan a escoger entre varias preferencias a sabiendas que, salvo echarle morro y colarte en la sala, no podrás ver la película descartada; o una pésima programación de largometrajes que convierte las tardes en un período vacacional salvo para los interesados en Seven Chances.

A propósito de lo anterior, sería inteligente que la organización se replanteara reducir drásticamente el número de películas presentadas. Si estas se multiplican, los días se mantienen y las salas no aumentan, es una quimera intentar realizar una cobertura más o menos decente, ya que la capacidad logística es limitadísima al contar sólo con una gran sala (el Auditori) pero con otras dos instalaciones (Prado y Retiro) que piden a gritos una remodelación. Así pues, hagamos un sencillo experimento teniendo en cuenta el año pasado: en esta edición se han incluido tres largometrajes más en la Sección Oficial Fantástic; cuatro más en Oficial Premiere; tres más en Noves Visions; la creación de la Sección Oficial Mélies, un cajón de sastre de muy discutible selección de películas que no tenían cabida en otras secciones; tres películas añadidas en Orient Express; cinco más en Mondo Macabro; el maratón de Masters of Horror; así como el aumento de las retrospectivas –este año, David Lynch, Kiyoshi Kurosawa, Alejandro Jodorowsky, más los homenajes a Richard Fleischer y Richard Stanley-. A todo ello, hay que incluir el mantenimiento de otros espacios como Seven Chances, Anima’t, Midnight Xtreme, Catalán Focus y el Brigadoon. Creo que los datos hablan por sí solos, y por ello un trabajo esperadísimo como Election II solo tuvo un pase –sin contar el maratón nocturno-, Exiled, recordemos Sección Oficial, solo pudo ser visto por prensa en el Retiro, Strange Circus solo se programó en las maratones, e incluso peor: a diferencia del año anterior, no se pudo ver ni una sola película de Noves Visions en el Auditori, con lo cual las quinielas para abarcar varios frentes se convertían en un ejercicio de prestidigitación.

Sencillamente un festival que se autodenomina como el primero de Cine Fantástico en el mundo necesita un lavado de cara a nivel organizativo. Por mucho que su director hable ahora de un resultado positivo, la sensación que deja tras de sí la 39ª Edición es de desolación en las salas, de poca asistencia de público y prensa salvo los dos últimos días, y de unos ambientes tremendamente desangelados lejos de la fiesta del cine que se debería suponer. No sabemos en que cantidad ha contribuido el fracaso del supuesto “año Lynch”, la muy tardía publicación de los horarios para público y parrillas para prensa, o el desvanecimiento de películas con tirón publicitario (La Dalia Negra, The Departed, la precuela de La Matanza de Texas, Saw 3, Southland Tales…). Sí, entendemos que es muy difícil traer todos los trabajos que interesan, pero cuando un certamen como éste se vanagloria de su condición hay que imponer un cierto respeto. También hay que recriminar la exigua calidad de los libros editados, aunque sean muy superiores a las lamentables publicaciones del año pasado. Si bien el libro dedicado a David Lynch deambula por caminos divergentes y el de Europa Imaginaria apuesta por otro tipo de recorrido, se nota excesivamente su escritura apresurada y su intención de cubrir el expediente. Como bien comentamos durante nuestra estancia en Sitges, al final lo único que queda de un festival son los libros, y esto es un patrimonio que merece ser cuidado.

En cuanto al palmarés final, nos asaltan muchas dudas por la homogeneización de los premios. Lamentablemente no hemos visto el film ganador, Réquiem, pero nos consta que la actriz protagonista estaba en cabeza de las preferencias. Muy decepcionante han sido los tres galardones para la mediocrísima y cobarde Grimm Love Story, ya que ni siquiera nos parece justo el premio a los actores, por mucho que Thomas Kretschmann y Thomas Huber defiendan con decoro un material imposible –nosotros apostábamos por Song Kang-Ho en The Host o Billy Connolly en Fido-. También huele lo de Homecoming, aunque era de esperar que el Jurado presente se decidiera por un trabajo político pero con fecha de caducidad antes que por la obra maestra intemporal de John Carpenter (Cigarette Burns), con el añadido de la presencia de Joe Dante en Sitges. Sobre el resto de galardones, todo parece orquestado hacia un reparto equitativo para limar asperezas, pero de lo que se extraen premios tan absurdos como el Mejor Maquillaje para Time (¿?) o la Mejor Banda para Tzameti (¡!). En cambio aplaudimos la valentía del Mélies de Plata a la polémica Princess, así como el Premio Noves Visions a esa rareza que responde al nombre de Edmond.

Finalmente, me permito el placer de exponer un top con las doce películas que más me han gustado de este Sitges ’06, excluyendo a la magistral La Gorgona de Terence Fisher. No os preocupéis, poco a poco iremos subiendo las crónicas de las jornadas que faltan en Tijeretazos, para así cerrar con un buen broche una cobertura, en mi opinión, más que digna. Por lo demás, comentar que ha sido una semana inolvidable, lejos de las malditas lesiones del pasado año. Compartir diez días junto a Sergio, Tonio, Salva, Álvaro y Juan, así como poder volver a ver a A.J. y a Oskía ha sido increíble. Muchas gracias chicos, espero regresar el próximo curso y poder contar con vuestra presencia.

-Exiled (Johnnie To)
-Paprika (Satoshi Kon)
-The Host (Bong Joon-ho)
-Election II (Johnnie To)
-Black Book (Paul Verhoeven)
-Fido (Andrew Currie)
-The Fountain (Darren Aronofsky)
-Princess (Anders Morgenthaler)
-Time (Kim Ki-Duk)
-Right at Your Door (Chris Gorak)
-Children of Men (Alfonso Cuarón)
-Loft (Kiyoshi Kurosawa)
-Tzameti (Gela Babluani)

Saludos

20 comentarios:

Doctor Mentalo dijo...

¿"The host"? Por Dios, Roberto, quitaros la camiseta de "soy diferente, amo el cine asiatico" y plantéatela si la hubiera hecho hollywood. Menudo pastelón.
¿Se supone que me tengo que emocionar al final, con esa música y esas cámaras lentas teniendo en cuenta la cantidad de paridas y bromitas que hay en la película? Lamentable. Ni un puto helicoptero ni el ejercito, nada. Bochornoso. Y el bicho es una calcamonia de Alien.

"Grimm Love Story" no es un material imposible. Es un hecho real muy correctamente contado.

Un cordial saludo desde la divergencia.

Roberto A. O. dijo...

Estimado Doctor Mentalo, la camiseta de "Soy diferente, amo el cine asiático" la llevé unos cuantos días..jejeje, sobre todo porque el cine asiático volvió a elevar el nivel de Sitges. Y bueno, "The Host" es una película imposible de realizar en USA, porque si la hubieran rodado allí estaríamos la película entera preocupados por saber de donde salía el monstruo (y aquí el director se lo despacha en cinco minutos); porque los personajes no importarían una mierda y todo estaría dispuesto a las apariciones del bicho; porque en Hollywood nadie es capaz de mezclar con tanta habilidad drama, comedia, sátira política y cine de aventuras como lo hace este surcoreano (tienes otro ejemplo en la muerte del padre de familia); porque allí nadie prestaría tanta atención al desmembramiento de una familia y encima contado sin afectación lacrimógena; porque durante su acto final, Bong Joon-ho pone la última piedra a la destrucción de ese núcleo familiar; y porque termina con una escena de una sensibilidad e intimidad que jamás veríamos en una película "de monstruos" norteamericana.

Lo de "Grimm Love" es otra historia. No se puede empezar una película intentando realizar un docudrama que recorra de manera científica las mentes de estos tipos (ahí tienes a la psicología como hilo conductor del film), y terminar como un thriller hipercrispado. Si vas de naturalista (eran simplemente dos personas que se necesitaban) planifica de manera naturalista y distanciada, no justifiques sus acciones. Si pretendes hacer un film realista sobre un tipo que se comió a otro, échale un vistazo a "Ted Bundy". Es lamentable la secuencia en que Kretschmann se come una polla de pan en primer plano, o aquella en la que la psicologa recibe en su casa la cinta de los "hechos". Pero lo peor no es eso, sino que para ir de controvertida y prohibida en Alemania, la película no enseña NADA. Si vas de naturalista, muestra como el tipo le corta la polla y se la come, no lo dejas fuera de campo. Porque encima, es cobarde.

Saludos..

Tonio L. Alarcón dijo...

¿Dónde me puedo comprar esa camiseta? :p

Gracias por tus palabras, Roberto. He de decir que el sentimiento es mutuo. Me lo pasé genial, aunque a mí el nivel del festival me pareció más bien mediocre.

K.Brohn dijo...

Ni psicología, ni crítica, ni ostias, Roberto. Tú lo que tienes que hacer es echar un currículum para huno, porque lo de dar caña a los botarates de la organización se te ha dado muy bien. Así , arrasando, y si no se mueven...¡los matamos!

freddyvoorhees dijo...

Aquí otro que se dejó caer este año por Sitges y la verdad es que lo de la organización fue un caos total, en especial el tema del acceso de los que teniamos acreditación B a ciertas películas, joder, si por ejemplo ir a los pases de prensa de Rohtenburg y Requiem era mateialmente imposible (yo opté por la segunda, supongo que por este detalle os quedastéis sn verla. No os perdisteis nada del otro mundo, una ganadora incomprensible), o una u otra y por el dichoso tema de los tickets me quedé por ejemplo sin ver A Scanner Darkly por si resultaba que me quedaba sin tickets para el maratón de Masters of Horror con Pro Life. Una pena, porque por mucho que viera 42 películas fijo que 10 o 15 más ya hubiesen caído. En fin, a ver en qué queda lo que dijo Ángel Sala de intentar hacer una sala para el año que viene sólo para el disfrute de la prensa... en principio supongo que quedará en anda, pero que narices, una de las únicas veces que pude entrar a uno de los pases en los que los B no podíamos entrar fue porque salió Ángel Sala a la puerta y nos dejó pasar a los 3 contados que estabamos allí, así que le daré un mínimo de crédito... Por cierto, incomprensible que menciones la memez de kim Ki Duk entre lo mejor del festival.

Roberto A. O. dijo...

Como hablamos en Sitges, en los festivales muchas veces te dejas llevar por la inercia o la comodidad. Por ejemplo, nosotros pudimos ver "Requiem" el día que preferimos quedarnos en el Auditori para "Moskow Zero", pero claro, irse al Retiro significaba volver despues al Auditori para coger entrada y luego regresar..bla, bla, bla. Lo cierto es que el festival no da facilidades en este sentido. Yo lo comentaba: el año pasado me fui a mitad del festival por un problema en el tobillo, pero a esas alturas pude ver en el Auditori tres películas de Noves Visions, algo imposible este año. A ver si mejoran, que lo veo complicado..

En cuanto a lo de Kim Ki-Duk, amigo freddyvorhees, a mi lo que me parece una memez (y me guardo más epítetos) fue lo que hizo parte del público (¿o sería gente de prensa?) en el pase de "Time", silbando cuando apareció el nombre de Ki-Duk. Lo cierto es que le viene bien a Ki-Duk que actualmente no se hable mucho de él, que le ignoren en Cannes y tal, porque como siga haciendo películas como "Time" la cosa irá bien. Yo aplaudo a Ki-Duk porque manteniendo motivos de su cine, ha apostado por una evolución...y si esta película la hubiera firmado Hong Sang-Soo, a ver que se diría.¿Que la película no es perfecta? Pues no. ¿Que formalmente es algo inocua? Pues también. Pero de ahí a una memez hay un buen trecho.

Saludos

freddyvoorhees dijo...

El problema que le veo a Time es que las motivaciones de los personajes me resultan forzadas, al historia en sí misma me resulta de interés francamente limitado y me resulta errática en no pocos momentos, amén de tremendamente aburrida y es una pena, porque la anterior de Ki-Duk es la suya que más me ha gustado con notable diferencia pese a recibir ciertas críticas de esquematismo, pero ésta, lo siento, casi insalvable.

Lewis Prothero dijo...

Otro mas que ha sufrido la incompetencia total y absoluta de la organizacion sitgera. Aun me pregunto si, teniendo en cuenta la desertizacion de pases interesantes de tardes, no nos era mas util poner los tickets a eso de las 4-5 para aprovechar el tiempo. O no juntar las ruedas de prensa importantes con los tickets. O no poner pases de auditori justo a la hora de los putos tickets...

Un desastre. Y lo peor de todo no es que las cosas hayan salido mal, porque se ve a la legua que no hay intencion de mejorarlas en el futuro.

Por cierto, de tu lista me cargaria Princess y pondria a Brick y, posiblemente, A Scanner darkly.

Que tal la de Right at your door? Me quede con ganas de verla...

Roberto A. O. dijo...

Lo curioso es que el trato con la prensa es así de malo y con los invitados es totalmente diferente. Yo no tuve problemas con las entradas, iba a la hora que quería, el trato era exquisito, no te ponían trabas...en fin, a ver que pasa el año que viene.

"Right at your door" no es una obra maestra ni lo pretende, pero es un film muy interesante cuyo anclaje en el presente (esos atentados) no lo limita a ser un trabajo con fecha de caducidad. Tiene más de lo que parece. Afortunadamente, creo que está comprado por Filmax.

Saludos

Klaus dijo...

Un festival debe tratar de forma exquisita a la prensa. Me parece bien que se trate de igual forma a todo el mundo. Los comentarios dan la impresión de que los críticos son un grupo gremial a los que los festivales deben rendirles pleitesia. Total, si uno se detiene en lo que, mayoritariamente escriben los llamados críticos especializados, se da lo cuenta de lo penoso del caso.

Roberto A. O. dijo...

No, lo único que se pide es que no se trate a la gente de prensa como una panda de cerdos, llevándolos de un lado para otro. No hablo de rendirles pleitesía ni de darles uvas con vino, sino de facilitarles el acceso como al resto de personas.

En cuanto al número de acreditados o al escaso (por no decir nulo) trabajo de muchos de ellos, eso no es problema mío, más bien diría que es problema del festival. El día que les de por fijarse en quien pide acreditaciones y cual será su cobertura, las elecciones serán más selectivas. ¿Que hay gente que va como prensa solo para ver las películas gratis? Pues sí, y me parece muy bien que uno se aproveche del descontrol organizativo en este sentido. En mi caso lo tengo claro, este año ni siquiera iba como prensa y he escrito. Allá cada cual con sus cssas.

Saludos

K.Brohn dijo...

La verdad es que hay casos aún peores, como el del BAFF. Yo aún estoy asombrado con el caso de un festival tan humilde como el de Udine, donde el trato es exquisito tanto para prensa como para público. Y he de reconocer que acabé aprovechándome de ellos, pues después de que me pagaran la mitad del alojamiento en la ciudad no escribí nada en ningún sitio. El peso de la culpa me corroe y en lugar de remitirles un ejemplar de mi crónica en el medio acreditado les he enviado el meñique de la mano izquierda (me lo veo en el estómago del pero de la aduana).

A ver si se cumple esa propuesta de una sala sólo para prensa en Sitges.

Roberto A. O. dijo...

Sí bueno, lo del BAFF es otra historia. He de decir que este año ha sido mucho peor para la (poca) prensa, a diferencia del anterior. También es cierto que es un festival mucho más pequeño y que las acreditaciones son bastante selectivas, pero era un putada tener que salir de la sala corriendo e ir a recoger la entrada para la siguiente sesión, que si estaba más o menos llena, no entrabas directamente.

En cuanto a Sitges, también podría analizarse quienes de los supuestos medios importantes hacen una cobertura estandar o al menos se informan de lo que van a ver. Con ello quiero decir que muchas veces se acredita a alguien de un foro o de un blog que cubre con más mimo y actitud el festival que cualquier publicación importante. Y con respecto a alguien de Tve, Tonio tiene una anécdota más que curiosa....jejeje

En cuanto a la sala sólo para prensa sería un detallazo, sobre todo durante las tardes, pero vamos de este hombre no se puede fiar uno mucho.

Saludos

Tonio L. Alarcón dijo...

Bueno, la anécdota no tiene mucho historia: el día que yo llegué a Sitges, saqué mi acreditación y cogí mis primeras entradas, una representante de TVE me pidió que le dejara la parrilla de prensa que yo me había imprimido esa mañana en el trabajo "porque le habían dicho que no le daban una hasta el día siguiente". En TVE no deben tener impresoras.

Curioso, sobre todo viniendo de alguien que, cuando le dije que trabajo en una revista para profesionales del audiovisual, me dijo con cierta condescendencia: "Bueno, con algo hay que ganarse la vida". Quizá no se planteara quién estaba siendo más profesional en ese momento.

JohnTrent dijo...

The host, Fido, The fountain, Requiem...que ganas de ver todas ellas.

Veo que hay polemica respecto a The host y su "tono bromista". Y es que, los asiaticos tienen un estilo de humor que muchas veces choca aqui. Como ejemplo, el desconcertante visionado que tuve con Breaking news, un drama en toda regla que, de vez en cuando, tenia algunos "gag" comicos (no se si a posta o que) que desconcertaban del todo, parecian incluso "alocados" sin venir a cuento. Cosa suya.

Sir Laguna dijo...

Que envidia. A pesar de todo, que no hubiera hecho yo por ir? aqui en Colombia estas peliculas demoraran meses para llegar a los cines y yo no puedo esperar mas por filmes como "El Laberinto del Fauno" o "Children of Men"... sniff. Como sera de grave la cosa que apenas acaba de llegar "Snakes on a plane".

Ah! no puedo dejar de pasar por aqui sin promocionar mi blog para los que les interese el cine de horror. http://cinedehorror.blogspot.com

Fran F G dijo...

Coincido plenamente en tu visión de la mala organización del festival, pero, en mi caso, desde la perspectiva del público de a pie.

El festival sólo se preocupa de atender bien a los invitados famosos (o famosillos) y olvida por completo al público.

El año pasado llegué a hablar con el (*) director y subdirector (sustitúyase el * por una retahíla de adjetivos aludiendo a su incompetencia) para expresar una queja por la falta de previsión en los transportes públicos (policía mediante, porque el encargo de relaciones públicos se escaqueó de la peor manera) y de nada sirvió, porque en este año la cosa no ha mejorado.

Sitges está a punto de morir porque se niega a reconocer que no se puede hacer un festival en un pueblo que sólo tiene tres cines. Uno de ellos merece derribo, el otro se salva por los pelos y el único decente ¡ni siquiera es un cine!

Roberto A. O. dijo...

Gracias fran por tu opinión como público de a pie. Yo, afortunadamente, las dos veces que he ido a Sitges ha sido como acreditado y he podido conseguir un apartamento en el pueblo, pero vamos, recuerdo las tercermundistas infraestructuras para aquellos que tras la sesión de la noche tenían que volver a Barcelona: un autobús cada mil horas y llenísimo de gente. Y bueno, que las entradas en Sitges no son lo que se dice muy baratas.

Lo cierto es que este año ha sido un toque de atención muy importante a la organización, pero ya sabemos como son estas cosas: muchas promesas y pocas realidades. A ver si con el 40 Aniversario algo empieza a cambiar...

Saludos

Jorge Maltés y Laura Malasaña dijo...

Wow!! Excelente entrada!!

Nosotros también fuimos a Sitges y escribimos también un texto-denuncia sobre la organización y la selección de películas.

Puedes leerlo en Americana-rocks.com.

Felicidades por tu blog y tu buen gusto!!!!!!!


Jorge M.

Roberto A. O. dijo...

Pues nada, a leerlo que voy!!! ;)

Saludos