sábado, octubre 25, 2008

Ooops, we did it again.....




Con crisis o no (en palabras de Diego "el hombre tranquilo" Salgado), ha sido un Sitges atravesado por las circunstancias. Circunstancias que han motivado menos películas, abandonos inesperados, visionados imposibles, y peligrosos baños nocturnos....pero todo muy extraño, no obstante. Extraña programación (tanto de películas como de horarios), extraña convivencia, extraños periplos de sala en sala, extrañas preguntas a Pascal Laugier...... Que lo extraño se salte la norma no lo convierte precisamente en especial, solo en extraño. Y aún así, el recuerdo de este Sitges es emotivo, es vibrante, y sin duda es especial. Y Sitges ha sido especial porque pese a tirarme más tiempo enganchado al teléfono que viendo películas, ha sido un año de encuentros (menos de los deseados) y también de epifanías (o pseudo-epifanías). Nos ponemos ñoños pero que cojones, voy a agradecer a Tonio, a Óscar "Hitman", a Sergio, a Salva (los auténticos 4 DUROS, esos que no fallan), a AJ, a la crew de Miradas (esperaos, que luego hay más), a Diego/Pedro, al sacrificado equipo de la poco conocida pero brilante Cosas de Cine, a Victor que no pude verle pero ya lo solucionaremos en Madrid, a Rubén, a Roberto, a Jose, a Bea, a Carles y a alguien más que seguro se me escapa. A todos gracias y disculpas por mi inesperada ciclotimia......estoy en ello y pinta bien pese a las dificultades, no os preocupeis.

Y dejo a Miradas aparte porque, sencillamente, lo hemos vuelto a hacer. No solo por haber sido el único medio en cubrir casi a diario el festival, no sólo por hablar de tantas y tantas películas, sino por el rigor (hasta Top Cine), la profesionalidad, y el curro que nos hemos pegado (JD, Lolo y un servidor) al estar tan pendiente de todas las pantallas (fueran de cine o de plasma). Exploto de arrogancia cuando afirmo que pese al día a día tan ajetreado, pese a discusiones tontas (es lo que hace el carácter, el amor, la soledad, y la mezcla de todas), el resultado es sobresaliente....y lo es porque hemos disfrutado, porque hemos innovado sin quererlo, sin forzarlo, sin acogernos a nada, solo al goce colectivo y a las coñas de una inesperada espantada nocturna. Así que desgrano las gracias a Teresa Vargas (jijiji), a Raúl, a Javi, y a Araceli por ser un grupo tan fuerte, tan apasionado y tan "normal" (y no es coña). Y a Lolo y a JD, again, por ser tan grandes (uno más que otro) y por estar ahí. Y me falta alguien, cuyo nombre no recuerdo.....maldita memoria...

Saludos

10 comentarios:

Diego dijo...

Ja ja ja, sin duda yo también me llevo como uno de los recuerdos más hardcore de esta edición la "extraña pregunta" a Pascual Laugier, sonora bofetada para todos apenas salidos de Martyrs.

Aprovecho para agradecerte, Roberto, vuestra acogida y vuestro cariño (especialmente por tu parte y la de Lolo), que no sabes hasta qué punto nos dan fuerzas.

Y ánimo, que todo se pasa. Aunque no sé si este consejo paternal es señal de positividad o de resignación... ;-)

Un abrazo!

Vargas dijo...

Como nos gusta gustarnos, pero es que es lo que hay, de lo bueno lo mejor y de lo mejor lo superior. Decía el señor Lobo que no nos chuparamos las pollas todavía, pero nos lo hemos ganado, así que que le den por culo al señor lobo.
Un abrazo,
T.Vargas, de profesión duro.

Álvaro Peña dijo...

Muchas gracias por lo que nos toca, Roberto, ya sabes que para nosotros sois un referente, por lo que tus palabras de aliento tienen un gran valor. Como dice Diego, da gusto compartir festival con gente como Lolo y tú. Cuídate mucho, esa vitalidad que se ve entre líneas no se puede perder.

Víctor dijo...

Muy guapos todos. Y tu sonriente, como siempre, como eres.

Mi "bautismo de fuego" ha sido provechoso. ¡Quiero más! y para la próxima si o si nos veremos en el Auditori. Por lo pronto tenemos una pendiente en Madrid, ¡claro que si!.

Enhorabuena por vuestro trabajo en Sitges 2008. sencillamente impresionante.

VIC

Carles Matamoros dijo...

Si no me equivoco, esa foto fue a cambio de unas entradas...Uno de esos trapicheos tan de Sitges. Estuvio muy bien. A ver si me dejo caer pronto por Madrid y lo repetimos.

Saludos,
Carles

Manué dijo...

Un consejo: el número de puntos suspensivos correcto es tres, y no cuatro ("el resultado es sobresaliente....") o cinco ("cuyo nombre no recuerdo.....").

Por lo demás, muy interesante tu blog, lo sigo desde hace tiempo.

Un saludo.

Rosendo dijo...

Yo no llegué a conocerte, Roberto, pero te agradezco el apoyo que has demostrado en esta y otras ocasiones a nuestra publicación. Y sobre sucesos “inesperados”... bueno, ¿quién iba a decirnos que este año dos de nuestros colaboradores iban a tener conjuntivitis? Lo raro en la vida es cuando las cosas van exactamente como esperabas. Afortunadamente, algunas veces van incluso mejor.

Un saludo además para Lolo y los demás de Miradas que, como dice Álvaro, es referencia fundamental para todo verdadero aficionado a esto del séptimo arte.

Tonio L. Alarcón dijo...

Una de las cosas que más lamento de este festival es no haber tenido más tiempo de conocer a la gente de Cosas de cine... Ese encuentro en tiempo de descuento, en plena maratón postrera, con el cine lleno y el ánimo cansado, no fue la mejor manera de cruzarse.

En fin, espero que haya mejores oportunidades.

Y al resto, especialmente a los que compartimos piso y caminatas atravesando el pueblo, imagino que no haga falta que os diga nada. Sois los mejores.

Óscar dijo...

Sin duda, fue un Sitges intenso.

Yo me quedo, evidentemente, con todas las experiencias compartidas con el resto de amigos y, en especial, con el núcleo duro que compartimos piso durante todo el festival. Ese es, sin duda, el mejor recuerdo que puedo guardar de Sitges.

Bueno, y con los pucheros de lentejas que hizo Tonio, jajaja.

Un abrazo!

Tonio L. Alarcón dijo...

Y las que sobraron al final!! Qué pena me dio tirarlas por el lavabo, con lo bien que olían todavía...