jueves, junio 21, 2007

[Artículo] Eli Roth: El gamberrismo como figura de estilo


Eli Roth parece haber escapado de un insólito experimento de mixtura genética entre John Landis y Lars Von Trier. Del primero toma su faceta de “relaciones públicas”, su afán protagonista que le lleva a ser el centro de atención en cada tinglado que se monte, lo cual le ha ayudado a moverse como un escurridizo ofidio a la hora de conseguir financiación para sus proyectos —que no obstante, han demostrado ser comercialmente muy rentables—. Del segundo asume su intento de “hacerse notar”, de llamar la atención a través de unos apuntes sociales presentados de manera tan burda y chabacana que terminan por desactivar cualquier voluntad vitriólica. Como Von Trier —el de Dogville (2003) o Manderlay (2005)—, Eli Roth es más un revoltoso agitador que un activista concienciado, no es tanto un devoto combatiente como un mercenario que no dudaría en cambiarse de trinchera si las circunstancias le fueran más favorables.....SIGUE LEYENDO.

Saludos

18 comentarios:

Tonio L. Alarcón dijo...

Un texto muy interesante, Roberto, a pesar de que el churrimanguero de Roth quizá no se merezca tanta reflexión. Me ha hecho gracia leer que hemos coincidido en algunas cosas, a pesar de que no quise leer lo que habías escrito para no sentirme influenciado, je je...

¿Has visto, por cierto, lo anunciado en la rueda de prensa de Sitges? ;)

Roberto A. O. dijo...

Jejeje, gracias Tonio. Quizás Hostel 2 no era más que una excusa para hablar de Eli Roth, uno de esos tipos que no me extrañaría que se fuera diluyendo con el paso del tiempo. Aún así, sus dos primeras películas son lo suficientemente frescas como para llamar la atención dentro de la factoría del terror. No sé, Roth tiene "algo"...jejeje, o al menos a mí me provoca algo.

No sé nada de Sitges, pero ya comentaremos vía mail. Lo que he visto esta mañana es Death Proof, y me ha parecido absolutamente genial. Ya hablaremos.

Saludos

K.Brohn dijo...

Luego el amargado soy yo... "Hostel 2" me ha gustado bastante, a pesar de lo gruesa y evidente que es. Empiezo a pensar que lo de Roth es menos casual de lo que creía. A pesar de todo, muy interesantes reflexiones, Roberto. Pero, ¿quieres decir que Roth alimenta el discurso del extranjero como amenaza? ¿No será que se limita a explotar ese miedo y los prejuicios de determinados sectores de su país (o de Occidente en general)? ¿Quiénes son, al fin y al cabo, los principales villanos en esta secuela? ¿No pinta, en definitiva, un panorama bastante lamentable sobre la condición humana en su conjunto?

Alto, no estoy lanzando las campanas al vuelo. Creo que es demasiado pronto y el tiempo pondrá a Roth donde le corresponde. Yo, de momento, me lo paso bien y veo algo de chicha en su cine (redoble de platillos).

Tonio L. Alarcón dijo...

¿No pinta, en definitiva, un panorama bastante lamentable sobre la condición humana en su conjunto?

Con una brocha tamaño escoba, pero sí... :p

Roberto A. O. dijo...

Como siempre k.brohn te reto a que escribas unas palabras y abandones esa habitual desgana "bloggera"...jejeje. Consciente o no, intentando alimentar un discurso u otro, Roth nos habla sobre los peligros que entraña el abandonar nuestro preciado hogar, algo que choca con los planteamientos globalizadores y de intercambios de culturas que nutren a buena parte del cine contemporaneo (y ahora me viene a la cabeza el cine de Assayas)....por cierto, ¿qué les ocurre igualmente a los "villanos" de esta secuela?

Y eso que tambien Roth nos está hablando de una globalización, de los flujos culturales, en ese montaje alternado de la puja (de lo más interesante de la película). Yo repito, lo veo como un director con algo de interés como para dedicarle un espacio.....y además, me hace especial ilusión verle compartiendo tamaño con "Gusilus" Van Sant.

Saludos

K.Brohn dijo...

Se tercia el silencio bloggero. Ojalá Michael Bay se lo aplicara a su profesión.

Hombre Lobo dijo...

Excelente artículo, Roberto. En realidad, yo también considero que este director tiene "algo" que no me atrevo a definir, si bien yo sí creo que en el futuro podría ofrecernos alguna obra bastante interesante. Y fíjate, lo del miedo a lo foráneo no lo había visto de esa forma y me has dado algo más en qué pensar.

Y en una cosa sí estamos completamente de acuerdo: esa escena final es capaz de reconciliarte con casi toda la película. Realmente descojonante.

Un gran saludo.

BUDOKAN dijo...

Buena la génesis y las comparaciones que le dedicas a este director. La verdad es que Hostel no me parece ni buena ni mala o sea está en un término medio difícil de definir. Tendría que esperar a que pase un poco el tiempo a ver si este sabor cambia. Saludos!

el Aryentino dijo...

No entiendo que se hable tanto de Roth y menos entiendo que se justifique un texto tan (demasiado) elaborado. No creo que el muchacho haya juntado todavia suficiente 'masa critica' para ir mas alla de algunas reseñas positivas. 'Cabin fever' me parecio una cagada padre, ningun elemento que no se haya visto mejor plasmado en otros laburos, 'Hostel' estaba linda e interesante, y donde si me gusto mucho es en 'Thanksgiving', donde esta claro para cualquiera que transito aquellas epocas, supo plasmar el espiritu (justo hoy de casualidad me cruce con el trailer de 'Maniac' http://www.youtube.com/watch?v=cOIBa4UKNhc)
No vi Hostel2 pero por algunos comentarios parece que no esta para un mas sofisticado analisis que la primera.
'Hostel' me intereso porque se parecia a un librito de terror que me marco de niño, esos libritos de bolsillo que entraban en el bolsillo de la camisa. Es muy muy parecido. Contenia ese elemento clave, la del grupo de jovenes yanquis que se adentran en la 'europa profunda' y son llevados por uno de ellos a un pueblito (historia parecida a lo de 'Sheitan' con Vincent Cassel)

el Aryentino dijo...

(Premio al que reconozca la primera cara masculina que aparece en 'Maniac' je je je)

Roberto A. O. dijo...

Bueno, lo mismo podría decir yo para los textos que se han escrito sobre directores como Lisandro Alonso, Christi Puiu, Bong Joong-ho, Apichatpong Weerasethakul, Nobuhiro Suwa o Lucrecia Martel, cuando apenas contaban con un par de películas en su cosecha. Claro que aquí la "masa crítica" se creó rápidamente.

"Cabin fever" es un film lo suficiente interesante (y con propia autonomía) como para no solo tenerlo en cuenta, sino para extraerle unas cuantas virtudes. Y sí, no deja de ser un conglomerado de códigos, pero así es el cine de terror: códigos con variaciones de los mismos. "Thanksgiving" está muy bien, de hecho es lo que debería haber sido "Hostel 2". A ver si rueda finalmente el largo junto al "Don´t" de Edgar Wright.

Y antes de "Sheitan", ya vimos algo parecido en otra peli francesa muy contundente, "Calvaire"...y bastante más cabrona. Si no la has visto el aryentino, te aconsejo que le eches un vistazo.

Saludos

el Aryentino dijo...

"lo mismo podría decir yo para los textos que se han escrito sobre directores "

tenes toda la razon. No lo especifique bien: si alguno de sus trabajos hubiera sido definitivamente rico e interesante, ahi ya lo de 'masa critica' no cuenta.
Los que mencionas, y agrego yo Zack Snyder por ejemplo, quien llamo la atencion decididamente desde el primer momento.
Lo de 'masa critica' lo dejo para autores que no descollan bastante por encima de lo normal.

Esta es una forma de pensar mia, por supuesto. Jamas pretenderia ni que vos ni nadie la siga.

"...te aconsejo que le eches un vistazo."

Anotada!

Roberto A. O. dijo...

Tranquilo que te entendemos hombre...faltaría más, pero bueno, a mi Eli Roth me ha dicho lo suficiente como para dedicarle unos cuantos folios bien elaborados.

Saludos

JohnTrent dijo...

Muy bueno tu articulo. Aunque, como ya ha dicho alguien por ahí, no veo (o más bien sigo sin entender) por qué Eli Roth, guste o no, termina cosechando tanto interes por la blogosfera, en revistas y demás. Ninguna de sus tres películas hasta la fecha han sido gran cosa, pese a ser correctas, y aun así, por mucho que haya mucha gente que piense como yo (e incluso gente que las pone a parir directamente) se habla de el hasta en la sopa y se hacen cientos de artículos sobre su personalidad como director, su carácter polémico y demás. Algo tiene que tener este tipo para que, de un modo u otro, coseche tantos comentarios.

el Aryentino dijo...

el problema que noto en este asunto es que, cuando llega el momento de REALMENTE destacar a alguien, ya no quedan palabras o figuras novedosas para usar. Ya fueron usadas en gente de medio pelo que hizo un par de peliculas correctas.

Resumiendo, se habla tanto de la nada, que cuando hace falta, el lector (yo) ya tiene la cabeza embotada por pavadas dichas de autores de medio pelo.

Roberto A. O. dijo...

Pues debe ser que yo no he me documentado (o no sé documentarme), pero tampoco he encontrado análisis exhaustivos (o al menos, más allá de lo frikoso) sobre la figura de Eli Roth.

Por lo demás, supongo que nadie cuestiona cuando un post más arriba hablo de Christopher Böe, que también solo tiene tres películas, como tampoco lo harían si suelto una parrafada sobre Pablo Trapero, p.e. Y si cuando llega el momento, el experto no tiene palabras o figuras a la hora de hablar sobre un realizador, muy poco dice eso sobre el experto en cuestión.

No le demos más vueltas señores, leamos y aplaudamos si hay algo de provecho, o cuestionemos al experto si se está en disonancia con alguna afirmación.

Saludos

Óscar dijo...

Por fin consigo introducir el dichoso comentario!

Estoy bastante de acuerdo con el texto. Suscribo plenamente algunas partes -especialmente, en la comparación establecida con Von Trier, que es, simplemente, un agitador aceptado por una masa crítica más amplia-, pero me muestro bastante escéptico con respecto al papel que pueda desempeñar Roth en el futuro cinematográfico.
No sé, sigo viéndolo demasiado chabacano y sin fuerza suficiente como para eludir la brocha gorda con la que trata todos los temas, especialmente, en el díptico Hostel; y eso que, como te comenté, Hostel 2 me pareció relativamente interesante gracias a algún que otro apunte y guiño tosco, pero entrañable -las dos palabras que mejor definen a Roth- como el de la Bathory. Eso sí, por mucho que lo pretenda con montajes a ritmo de ópera, su cine está muy lejos de adquirir la gravedad necesaria como para pensar que su discurso empieza a ganar en complejidad y pierde el exceso de chabacanería.
De todas formas, prefiero depositar mis esperanzas en Aja, Salva -sobre todo este- o Zombie, que concilian mejor los dos planos en los que se mueve su discurso cinematográfico, sin necesidad de apelar a mecenazgos de qualité como los de Lynch o Tarantino.

Alvy Singer dijo...

Thanksgiving resume Hostel a modo parcial pero en su review apunta cosas muy interesantes que ya le responderé cuando revise en condiciones babosamente divertidas las dos Hostel, una tras otra.