jueves, agosto 18, 2005

Estrenos Veraniegos: una breve parada

Hola a todos:

Hago un breve paréntesis en este periplo vacacional que me ha llevado a tierras alicantinas para comentar brevemente dos de las películas que he podido ver en las salas de cine. Y es que estamos en verano, y como todos sabemos, es complicado elegir un título de calidad dado el bajón que sufre la cartelera por estas fechas. Así que, o nos acercamos al siempre apasionante mundo del dvd, o cambiamos el chip.

LA ISLA (Michael Bay)

"La isla" es una de esas películas en las que el cinéfilo se vanagloria de su sapiencia y sus conocimientos, ya que entra a la sala con una crítica en mente y sale de ella con las mismas expectativas con las que accedió a la misma. Porque la última obra de Michael Bay no es más que lo que todos nos esperabamos: ya lo confirma el propio director en sus declaraciones ("quería hacer una película que se disfrutara en verano"). ¿Lo logró? No completamente. Y no lo ha conseguido debido en parte a los defectos que ya se apreciaron en "Bad Boys 2" y en "Pearl Harbor".



Sinceramente, no entiendo las críticas que dicen que "La isla" es una película muy vacía, en la que no se reflexiona sobre nada. Pero amigos, ¿realmente creen que a Michael Bay le interesa reflexionar sobre algo más que sobre la física de los accidentes de coches? No niego que la premisa argumental de este film ( a pesar de tomar forma gracias a retazos de un montón de películas de ciencia-ficción) tenga posibilidades a la hora de plantear un discurso coherente sobre la clonación y su uso con medida. Es cierto que la primera media hora está rodada con una contención fuera de lo normal en el director, y que incita al análisis...pero poco más, porque lo que Bay quiere es explotar. Y ya se acabó. Sin embargo, ese afán extremo, esa megalomanía por acercarse al nivel de James Cameron acaba por hundir a una segunda mitad repetitiva y ciertamente aburrida. No negaré que Bay no muestra un buen hacer a la hora de rodar secuencias de acción, pero me sigue pareciendo que está a años luz de la puesta en escena de Cameron. La primera secuencia de persecución engancha y atrapa, pero su búsqueda de cuantos-mas-coches-se-jodan-mejor, termina aburriendo. Por ello, "La isla" se muestra más eficaz en sus momentos más socarrones, donde Michael Bay se muestra mas gamberro y menos prepotente, como la divertida autoparodia de McGregor junto a su verdadero yo , o a la parejita disfrutando en medio de la calle del anuncio de perfume protagonizado por la propia Scarlett Johansonn. Todo lo demás, ya empieza a cansar, sobre todo una segunda mitad excesiva.


SIN CITY (Robert Rodriguez y Frank Miller)


"Sin City" llega a las pantallas como uno de los films mas polemicos del año, a raiz no solo del trabajo de Rodriguez por conseguir una adaptacion totalmente fidedigna al comic, sino por su expulsion del sindicato de directores al decidir co-dirigir la pelicula junto al autor de comic, Frank Miller.

A pesar de que pudiera parecer lo contrario, "Sin City" es una obra que suscita muchas más preguntas que respuestas. Plantea un dilema a la hora de considerar el cine como medio expresivo, de conocer sus límites, y de realizar una distinción con respecto a otro tipo de artes visuales, como puede ser el propio comic. Alejada de "Sky Captain y el mundo de mañana" (rodada digitalmente en parte por problemas de presupuesto), "Sin City" nunca es gratuita en uso del ordenador y en su mundo, recreado de manera virtual enteramente. Rodriguez, a modo de Coppola o Lucas moderno, sabía que esta era la única manera de plasmar en pantalla toda la fuerza visual del comic, su capacidad plastica, y su excesivo recargamiento en cada viñeta. Hay que quitarse el sombrero ante este tipo, inteligente y listo (ambas cosas, que son bien distintas y muy dificiles de reunir), que ha sabido transmitir todo lo que uno siente cuando lee "Sin City" en papel.




Quizás este hecho, esta empresa tan arriesgada haya jugado en su contra en varios aspectos, al adoptar también ciertos defectos del comic, como una falta de conexión dramática entre los planos/viñetas. En su intento de traslación perfecta y de conseguir que cada plano sea el definitivo, Rodriguez no consigue establecer un hilo dramático estable, y cae en una artificialidad manifiesta, un manierismo exacerbado que se acentúa con la actuación de los actores y con el recurso de la voz en off en cada una de las tres historias de las que consta la película. Son problemas con los que había que lidiar, y que se perdonan completamente tras asistir a este auténtico espectaculo, claro ejemplo de la evolución del medio, y piedra básica para el desarrollo posterior del cine. "Sin City" abre una brecha importante, y puede que sea la precursora de algo más que la simple adaptación de un tebeo.

Parte de la crítica ha adoptado que "Sin City" es un film vacío, un espectaculo visual carente de enjundia. Por mi parte estoy totalmente en desacuerdo. Robert Rodriguez capta a la perfección la esencia del comic, esa mezcla de cine negro y film noir, retratando esa urbe decadente donde ya no hay lugar para los buenos sentimientos ni para las acciones mas altruistas. Una urbe creada por Frank Miller que mira al mundo actual y lo lleva más al límite, si bien todos sabemos que la realidad termina superando a la ficción. La perfecta presentación de sus amorales personajes, gracias a la estupenda labor del reparto (1) hacen el resto. Si Rodriguez consigue esto, se puede decir que su obra no es vacía, sino que es completamente satisfactoria, tanto en la forma como en el fondo. Quizás su excesivo recargamiento, su violencia tremendamente estilizada que abraza al humor negro (recuerda a "Old Boy" en este sentido), o su tremenda impureza formal haya podido distraer al crítico más conservador. Pero como a nosotros nos gusta mirar hacia el futuro y no quedarnos anclados en "Que grande es el cine (antiguo)", le daremos un voto de confianza a Rodriguez por su experimentación. A pesar de estar rodeados por un sector que se encuentra realmente estancado en una idea y que cree que el cine ha muerto, nosotros, al igual que los (anti)héroes de "Sin City", luchamos por un futuro que existe, aunque se muestre algo escondido. Si ellos luchan por unas relaciones amorosas que parecen desvanecerse, nosotros lo haremos por un espíritu que está ahí, pero que necesita un pequeño empujón para hacerse realidad.


Un saludo muy fuerte y nos veremos mas a menudo en proximas fechas.


(1) A pesar de la artificialidad de las actuaciones, no es obstáculo para reconocer el gran trabajo realizado por todos los actores, con la dificultad añadida de actuar ante la temida pantalla verde. Menuda diferencia con los actores de la nueva trilogía de Star Wars.

6 comentarios:

Zarzaparrilla dijo...

Bueno chavalín, me mola tu blog y lo visito de vez en cuando (a ver esas actualizaciones, que cada vez se retrasan más) y te voy a hacer una critica. Pon alguna foto en los post para amenizar la lectura... ¡ya verás que cambio!

Y por último, si te apetece podemos poner links a nuestros respectivos blogs, ¿te parece bien?. El mío es www.zarzaparrilla.tk

Roberto A. O. dijo...

Pues gracias "chavalín" (jejeje) por leer mi humilde blog. Sobre el tema de las fotos, tomo nota, pero de hecho pongo mas de las que me gustaría. Siempre he mantenido una propuesta mas verbal que visual y estoy muy a gusto con ello, pero vamos, que te haré caso.

Y ahora te enlazo, faltaría mas.

Saludos

Javier dijo...

Porque pareces tener las ideas más o menos claras, creo que te haría bien deshacerte de ese tono tan revistero.

Roberto A. O. dijo...

¿Tono revistero? explicate mejor porque en Internet las cosas se malinterpretan muy facilmente, y no me gustaría hacerlo, sobre todo viniendo de un blog que aprecio

Saludos

Javier dijo...

Con revistero me refiero a un uso del lenguaje que acaba sepultando aquello que estás diciendo...como en las revistas, donde a veces la palabrería y los cliches tratan de enmascarar la falta de ideas...

No sé explicarlo mejor, baste decir que en mi opinión tanto tu blog como el mío tienen bastante de ese estilo "redundante", mientras que el del inquisidor no lo tiene en absoluto.
¿No notas tu mismo que para escribir un post usas palabras distintas de las que usarías para escribir un comment, un tono diferente, etc...?

Pues eso más o menos.

Claro, que si te gusta...tú mismo. A mí, no.

Roberto A. O. dijo...

Hombre javier, es obvio que cuando yo hablo con mis amigos (para los que el cine no es mas que un divertimento pasajero), no puedo decirles lo espectacular de un plano secuencia o los fallos narrativos de una película. Pero aqui, yo no voy a hablar de un film para decir que mola mucho y que está wapo.

Siempre tomo nota de las críticas, pero no estoy para nada de acuerdo en el tono de mis posts. Creo que mi lenguaje no es para nada críptico y se sigue con facilidad. Si para ti utilizar la palabra "manierista" implica un tono revistero que esconde una falta de ideas, me parece bien, pero a mi solo me parece otra forma de decir que hay una gran carga de antinaturalidad en las actuaciones. Te aseguro que he leído blogs de cine mucho más pedantes (y si te soy sincero, el tuyo no es uno de ellos, para tu tranquilidad).

En cuanto a las comparaciones, huyo de ellas. El blog del Inquisidor es su espacio y él escribe a su manera. Me parece perfecta, y su blog me gusta mucho, pero es su blog y éste el mío. Cada uno tiene su estilo y su forma de ver el cine.

Un saludo